Descubre la auténtica fabada con fabes de bote: receta fácil y deliciosa

¿Por qué elegir fabes de bote para preparar una auténtica fabada?

La fabada asturiana es uno de los platos más emblemáticos de la gastronomía española. Elaborada tradicionalmente con fabes de la variedad blanca de la zona, embutidos como el chorizo y la morcilla, y otros ingredientes como el tocino y el compango, esta deliciosa receta es todo un festín para los amantes de los guisos caseros. Sin embargo, preparar la fabada desde cero puede ser un proceso largo y laborioso. Por suerte, hoy en día podemos encontrar fabes de bote que nos facilitan la tarea sin renunciar al sabor y la textura de una auténtica fabada asturiana.

¿Qué son las fabes de bote?

Las fabes de bote son legumbres pre-cocidas y envasadas al vacío que se comercializan en latas o tarros de cristal. Estas fabes ya han sido sometidas a un proceso de cocción lenta y suave, lo que las hace tiernas y mantecosas, perfectas para la preparación de platos tradicionales como la fabada asturiana. El hecho de cocinar las fabes con antelación permite ablandarlas y eliminar los compuestos indigestos, haciendo que sean más fáciles de digerir y reduciendo el tiempo de cocción necesario.

Preparación paso a paso para una fabada asturiana con fabes de bote

Quizás también te interese:  Deliciosos lomos de merluza al microondas: ¡Una receta rápida y sabrosa!

A continuación, te presentamos una receta sencilla y deliciosa para preparar una fabada asturiana con fabes de bote:

Ingredientes:

  • 500 gramos de fabes de bote
  • 200 gramos de compango (chorizo, morcilla, tocino)
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto

Paso 1: Preparación de los ingredientes

Comienza por cortar el compango en trozos medianos y picar finamente la cebolla y los ajos. Si prefieres un sabor más suave, puedes pelar los ajos y dejarlos enteros en lugar de picarlos.

Paso 2: Sofrito

En una cazuela grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade el compango. Sofríe el compango durante unos minutos hasta que suelte su grasita y esté ligeramente dorado. Luego, añade la cebolla y los ajos picados y cocínalos a fuego medio hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.

Paso 3: Cocción de las fabes

Lava las fabes de bote con agua fría para eliminar el líquido de conservación y añádelas a la cazuela. Cubre las fabes con agua fría y agrega la hoja de laurel. Lleva la cazuela a ebullición y luego reduce el fuego a fuego medio-bajo. Deja que las fabes se cuezan lentamente durante aproximadamente 1 hora, removiendo de vez en cuando para evitar que se peguen.

Paso 4: Rectificación de sabor y presentación

Prueba las fabes para comprobar su textura y sabor. Si están tiernas y suaves, están listas. Si aún están un poco duras, continúa cocinando a fuego lento hasta que alcancen la textura deseada. Añade sal al gusto y retira la hoja de laurel. Sirve la fabada en platos hondos y acompáñala con un buen pan crustoso para mojar.

¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de una fabada asturiana auténtica y deliciosa en menos tiempo y con menos esfuerzo gracias a las fabes de bote. Esta receta es perfecta para compartir en familia o para celebrar ocasiones especiales. ¿A qué esperas para probarla?

Preguntas frecuentes sobre la preparación de la fabada con fabes de bote

1. ¿Las fabes de bote tienen el mismo sabor que las fabes secas?

Sí, las fabes de bote mantienen el sabor y la textura de las fabes secas. El proceso de cocción al que han sido sometidas hace que se ablanden y adquieran la misma consistencia que las fabes preparadas desde cero.

2. ¿Puedo utilizar otro tipo de legumbres en lugar de las fabes de bote?

Si bien las fabes de bote son las recomendadas para una fabada asturiana tradicional, si no las encuentras, puedes optar por utilizar otras variedades de legumbres como los judiones o los garbanzos. Sin embargo, el resultado final puede variar ligeramente en sabor y textura.

3. ¿Debo añadir algún otro ingrediente a la fabada con fabes de bote?

La fabada asturiana se puede personalizar a gusto de cada persona. Puedes añadir más compango, como panceta o lacón, o incluso verduras como la zanahoria o el pimiento para darle un toque diferente. La clave está en experimentar con los ingredientes y encontrar el equilibrio de sabores que más te guste.

4. ¿Puedo congelar la fabada sobrante?

Sí, la fabada se puede congelar sin problemas. Asegúrate de guardarla en recipientes herméticos o en bolsas de plástico aptas para congelación. Al descongelar, recuerda calentarla a fuego lento para evitar que se queme.

¡Esperamos que disfrutes de esta receta de fabada asturiana con fabes de bote! ¡Buen provecho!