Aleta rellena de carne picada: descubre cómo preparar este delicioso plato casero

¿Por qué deberías probar la aleta rellena de carne picada?

La aleta rellena de carne picada es un plato delicioso que combina la suavidad y jugosidad de la carne con una mezcla sabrosa de condimentos y especias. Esta receta casera es perfecta para ocasiones especiales o simplemente para consentir a tu familia con un plato único y delicioso.

Cómo preparar la aleta rellena de carne picada en simples pasos

1. Ingredientes necesarios:

– 1 kilogramo de aleta de ternera.
– 500 gramos de carne picada de cerdo.
– 1 cebolla grande.
– 2 dientes de ajo.
– 2 huevos.
– Pan rallado.
– Sal y pimienta al gusto.
– Aceite de oliva.

2. Preparación de la aleta:

– Lava la aleta de ternera y sécala con papel absorbente.
– Con un cuchillo afilado, abre la aleta por el centro haciendo un corte longitudinal.
– Sazona la aleta con sal y pimienta por dentro y por fuera.

3. Preparación del relleno:

– Pela y pica finamente la cebolla y los ajos.
– En una sartén con aceite de oliva, sofríe la cebolla y los ajos hasta que estén dorados.
– Agrega la carne picada de cerdo y cocínala hasta que esté bien cocida.
– Añade sal y pimienta al gusto.

4. Rellenar la aleta:

– Extiende la aleta abierta sobre una superficie plana.
– Coloca el relleno de carne picada sobre la aleta de manera uniforme.
– Enrolla la aleta sobre sí misma, asegurando que el relleno quede bien ajustado en su interior.
– Ata la aleta en varios puntos con hilo de cocina para mantenerla en forma durante la cocción.

5. Cocinando la aleta rellena:

– Precalienta el horno a 180°C.
– Coloca la aleta rellena en una bandeja de horno y úntala con un poco de aceite de oliva.
– Hornea la aleta durante aproximadamente 1 hora, o hasta que esté bien dorada por fuera y jugosa por dentro.

6. Presentación y acompañamiento:

– Retira la aleta rellena del horno y deja que repose durante unos minutos.
– Corta la aleta en rodajas para servir.
– Puedes acompañar la aleta con una guarnición de patatas asadas, verduras salteadas o una ensalada fresca.

Preguntas frecuentes sobre la aleta rellena de carne picada

¿Puedo utilizar otro tipo de carne para el relleno?

Sí, puedes utilizar carne picada de ternera en lugar de cerdo, o incluso combinar ambas carnes para darle un sabor más variado a tu aleta rellena.

¿Se puede cocinar la aleta rellena en una parrilla en lugar del horno?

Sí, puedes cocinar la aleta rellena en una parrilla utilizando una temperatura media-alta. Asegúrate de voltearla con cuidado para que se cocine de manera uniforme.

¿Cuál es el punto de cocción adecuado para la aleta rellena?

La aleta rellena de carne picada debe cocinarse hasta alcanzar un punto jugoso y rosado en el centro. Utiliza un termómetro de cocina para verificar la temperatura interna, que debe estar alrededor de los 60-65°C.

¿Puedo conservar las sobras de la aleta rellena?

Sí, puedes guardar las sobras de la aleta rellena en un recipiente hermético en el refrigerador por hasta 3 días. Recuerda calentarlas adecuadamente antes de consumirlas nuevamente.

¿Es posible congelar la aleta rellena?

Sí, puedes congelar la aleta rellena cocida. Envuélvela bien en papel film o colócala en una bolsa para congelar, y guárdala en el congelador por hasta 3 meses. Descongela completamente antes de recalentar y consumir.